Un sistema de gestión de almacenes (WMS) es una herramienta esencial para las empresas de comercio electrónico, logística de terceros, fabricación, centros de distribución y minoristas que desean optimizar sus operaciones de cadena de suministro y logística. En un entorno empresarial cada vez más complejo y con preferencias cambiantes de los consumidores, es fundamental contar con tecnología avanzada que garantice un flujo de trabajo más fluido, desde la adquisición de bienes entrantes hasta la entrega en el proceso de cumplimiento de pedidos.

 

Un WMS moderno debe proporcionar una experiencia conectada tanto dentro de un almacén como entre varios almacenes. También debe ayudar a los trabajadores del almacén a eliminar los procesos manuales y basados en hojas de cálculo, automatizando las tareas diarias recurrentes para mejorar las operaciones del almacén.

En este artículo, analizaremos las características y capacidades clave de un WMS moderno que impulsen una excelente ejecución de almacén y un cumplimiento de pedidos eficiente y preciso.

1. Punto Único de Control

Un WMS moderno y potente debe servir como una torre de control única para visualizar todas las actividades en el almacén y tomar las acciones necesarias. Esto implica conectar actividades, mano de obra del almacén y todo tipo de dispositivos móviles y robots que se utilicen. Desde asignar el recolector y la estación de embalaje adecuados hasta gestionar las tareas realizadas por clasificadores y robots móviles automatizados (AMR), un WMS moderno debe poder gestionarlo todo. Debe promover la colaboración entre estos activos y facilitar tanto actividades sencillas como el almacenamiento basado en reglas, como actividades más complejas como la carga y descarga cruzada.

2. Datos en Tiempo Real

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan los gerentes de almacén es la falta de visibilidad en tiempo real. De hecho, más del 71% de los gerentes de almacén encuestados consideraron que la falta de visibilidad y la falta de puntualidad de las actividades eran uno de los principales factores de la toma de decisiones deficientes. Los almacenes de hoy en día requieren una entrada continua y en tiempo real de datos de múltiples puntos de datos. Esto incluye tareas operativas, control de calidad, dispositivos y robots, e integraciones de software como ERP, servicios de gestión de envíos y plataformas de comercio electrónico. Esto implica tener datos actualizados sobre todos los pedidos, conciliación de inventario en tiempo real, estado de envío y un registro de todas las actividades completadas con respecto a un pedido en particular.

3. Personalización Basada en Baja o Nula Codificación

La simplicidad en el uso es una de las características fundamentales de un WMS y es clave en el software empresarial moderno. Lo mismo ocurre con los sistemas de gestión de almacenes. Un WMS moderno debe permitir a sus clientes la capacidad de realizar modificaciones en los flujos de trabajo, asignar automáticamente tareas a diferentes recolectores y embaladores y crear reglas especializadas para ciertas categorías de pedidos / SKU. Los gerentes de almacén deben poder realizar estos cambios y personalizar sus procesos en minutos, si no en horas. De manera similar, la mayoría de los WMS actuales deberían permitir a los usuarios agregar nuevas integraciones a sus flujos de trabajo existentes y realizar transferencias de datos entre los servicios de manera fluida. Han quedado atrás los días en que las integraciones tardaban días y meses en implementarse y probarse.

4. Transmisión Continua de Órdenes

Los sistemas de gestión de pedidos (OMS) deben estar estrechamente vinculados con la gestión de almacenes y el sistema de ejecución. Esto ayuda a simplificar el proceso de cumplimiento y a brindar recomendaciones inteligentes basadas en datos sobre la optimización de la agrupación de pedidos, la optimización de la ruta de recolección, la asignación de recolectores y embaladores a cada pedido y la priorización de ciertos pedidos. Los OMS deben proporcionar recomendaciones a los asociados del almacén basadas en datos históricos sobre el volumen de actividad del almacén y el flujo de trabajo de cumplimiento de pedidos.

Los sistemas de gestión de pedidos también deben optimizar el tiempo y los costos al realizar la optimización de la recolección sin ondas, donde los pedidos se asignan y asignan como una actividad continua en lugar de combinar y liberar lotes de pedidos en oleadas. Esta última práctica reduce la productividad del almacén al generar situaciones de altibajos, lo que puede aumentar la probabilidad de inexactitudes y dificultar el cumplimiento oportuno de los pedidos durante períodos de ventas pico, como la temporada navideña.

5. Gestión Inteligente de Inventarios

La gestión de inventarios es la característica más crucial de un WMS, ya que se vuelve más desafiante a medida que la demanda del consumidor continúa cambiando y las cadenas de suministro permanecen interrumpidas debido a la pandemia. Un WMS moderno debe aprovechar al máximo cada centímetro del almacén y guiar a un gerente de almacén en la adquisición y mantenimiento de los niveles óptimos de inventario.

La automatización es crucial en el proceso de gestión de inventarios y un WMS debe ser capaz de automatizar el proceso de pedido, donde el software realiza automáticamente un pedido para la cantidad de reposición cuando el inventario cae por debajo del límite establecido. La suite de gestión de inventarios también debe analizar los datos de rendimiento de inventario pasados y hacer recomendaciones de cantidad de existencias para evitar el exceso de inventario y la falta de existencias, ambas situaciones pueden tener consecuencias graves en el desempeño financiero y la imagen de la marca. En caso de producirse un caso de exceso de inventario, un WMS también debe ser capaz de identificar oportunidades de liquidación según sea necesario.

En la era moderna, un WMS también debe proporcionar diversos servicios de planificación de la gestión de inventarios, como el ensamblaje de kits, el seguimiento de lotes para productos perecederos, la gestión de contenedores, devoluciones y conciliación de entradas, etc. Además, otra capacidad importante deseada por los gerentes de almacén es la de previsión de la demanda. Cualquier WMS moderno debe poder asignar de manera inteligente los niveles de stock a períodos de alta o baja demanda y también realizar predicciones basadas en datos sobre la demanda durante diferentes períodos del ciclo comercial.

6. Integraciones Listas para Usar

Cada almacén y departamento de logística utiliza una serie de herramientas y tecnologías que funcionan en conjunto para garantizar el buen funcionamiento del proceso logístico. Los WMS de hoy en día deben venir con integraciones listas para usar que abarquen ERP, herramientas de contabilidad, software de gestión de envíos, plataformas de comercio electrónico, mercados, etc. para brindar una experiencia integral al usuario del software de gestión de almacén y minimizar el tiempo necesario para implementar y agregar las integraciones. Además, un WMS debe estar interconectado con todos los dispositivos de hardware, como dispositivos móviles y robots, que se utilizan en el almacén, como cintas transportadoras, clasificadores, AMR, escáneres e impresoras, para realizar un seguimiento en tiempo real de todas las actividades que se llevan a cabo.

7. Análisis de Rendimiento e Informes en Tiempo Real

Por último, pero no menos importante, en la lista de características de un sistema de gestión de almacenes se encuentra el análisis de rendimiento. Los datos son de suma importancia para cualquier sistema de gestión de almacenes. Las decisiones comerciales dependen cada vez más de análisis y métricas de rendimiento, por lo que un WMS en 2022 debe proporcionar métricas en tiempo real en varios frentes, como tiempos de entrega de pedidos, eficiencia de recolección, niveles de inventario, rendimiento del trabajador, tiempo de cumplimiento, utilización del espacio, entre otros. El conjunto de informes y análisis también debe permitir desglosar y categorizar estas métricas según el SKU, el pedido del cliente, el país y el trabajador individual. Los módulos de informes también deben ofrecer personalización para que cada asociado del almacén pueda crear informes y paneles personalizados y también realizar un seguimiento fácil de las métricas más relevantes para ellos.

P4 Warehouse: La Solución para los Desafíos de la Gestión de Almacenes

P4 Warehouse ofrece un conjunto avanzado de módulos de gestión de pedidos de almacén, gestión de inventarios, gestión de fuerza laboral e inteligencia IoT en el almacén para resolver los mayores desafíos a los que se enfrentan los gerentes de almacén hoy en día. P4 Warehouse está diseñado para mejorar el rendimiento y la productividad del almacén y minimizar los errores causados por los procesos manuales basados en hojas de cálculo. La plataforma ayuda a los almacenes a optimizar su espacio, tener un punto único de control y optimizar todo su ciclo de cumplimiento, incluidos los procesos de recolección, embalaje y envío.

Agende una demostración hoy mismo para comprender cómo el WMS impulsado por IA de P4 Warehouse puede ayudarlo a potenciar sus operaciones de almacenamiento y eliminar cualquier obstáculo en su proceso de gestión de almacenes.

es_MXES
Compartir este

Share This

Share this post with your friends!